Solo por ella by Marisa Citeroni

Enfrentaría al mundo entero por tenerla

Novela romántica histórica

Solo por ella

Arabella no alcanzaba a recuperarse de la muerte de su madre, cuando poco tiempo después pierde a su mejor amiga. Con ambos seres queridos muertos y dos niños por criar, la ironía de la vida se impuso.
¿Qué tan difícil podría ser sacar adelante dos pequeños y sin un solo penique en la bolsa?
Ian estaba hastiado de que el detective, para el que trabaja, lo enviara a investigar casos aburridos y sin una pizca de atractivo que lo mantuviera en vilo, sin ningún incentivo.
Fue cuando se encontró a una sucia y harapienta delincuente con mucho valor y poca estatura, que le plantó cara en un callejón oscuro, demostrándole una valentía y un coraje sorprendente, dejando una huella en él que no pudo olvidar.

Genre: FICTION / Historical

Secondary Genre: FICTION / Romance / Erotica

Language: Spanish

Keywords: Novela, Romance, erotismo, ficción, fantasía

Word Count: Romance histórico, erótico

Sales info:

Todos mis libros se venden en Amazon y se clasifican en: romance histórico, erótico 


Sample text:

Los gritos desde el callejón se escuchaban alrededor de varias calles a la redonda, pero claro, era Londres, a nadie le importaba lo que sucedía. El altercado tuvo fin cuando alguien martilló su arma sobre la cabeza del conde.

"¡Libérala!"

—¿Qué cree que hace? ¿Sabe con quién está hablando?

—Defiendo a una dama como buen caballero, y la verdad, me tiene sin cuidado su identidad.

—Esta furcia no es ninguna dama y más vale que quite su arma de mi cabeza, ¡soy el conde de Warrington!

—Me importa muy poco si es el mismísimo rey. ¡Suéltela!

No había nada que enfureciera más a Ian que un hombre maltratando a una mujer, fuera lo que fuese ella, eso no importaba. La nueva orden de Hellmoore para el conde llegó acompañada de un empujón de su revólver.

—¡Maldito idiota! Esta me las pagará, ¿quién es usted?

Warrington se giró furioso demandando conocer la identidad de quien estaba a sus espaldas. La oscuridad del callejón y el pañuelo que cubría su cara se lo impidieron, sin advertir el próximo movimiento del intruso que le propinó un fuerte golpe en la cabeza con la culata de su revolver. Quedó desmayado a los pies de Ian y de la joven que miraba la escena aterrorizada, no había por dónde escapar y se le antojaba que el tipo que tenía enfrente era mucho más peligroso que el conde.

—Venga conmigo —dijo Ian extendiendo su mano.

—¡Por supuesto que no, déjeme tranquila! —gritó asustada tratando de escapar.


Book translation status:

The book is available for translation into any language except those listed below:

LanguageStatus
Portuguese
Translation in progress. Translated by J. Toni

Would you like to translate this book? Make an offer to the Rights Holder!



  Return